91 622 21 42 info@mimucama.es

La mayoría de las veces que nos encontramos con el anuncio de la baja voluntaria por parte de la empleada del hogar no logramos conocer los motivos reales de su desistimiento. Cuando preguntamos por las razones por las que la empleada del hogar ha decidido presentar su baja voluntaria del puesto de trabajo que estaba desempeñando en nuestra casa no es raro encontrarnos con respuestas estereotipadas que poco tienen que ver con los motivos reales de esta decisión.

¿Por qué ocurre esto? La respuesta es que en la mayoría de las ocasiones la respuesta que nos debería dar la empleada del hogar sería incómoda de expresar, provocando situaciones poco agradables para ambas partes, de manera que una «mentira piadosa» suele parecer la mejor salida y la terminación más «diplomática» de la relación laboral, que asegurará también una futura relación cordial y unas buenas referencias.

Sin embargo, creemos que es muy importante conocer los posibles motivos que hay detrás de este desistimiento ya que, en algunos casos, nos permitirán no cometer los mismos errores con la próxima empleada del hogar que tengamos para asegurar así una relación laboral satisfactoria para ambas partes y por tanto, duradera, que es el objetivo que todos perseguimos. Como es lógico, no siempre estará a nuestro alcance modificar ciertas premisas, pero sin embargo, en ciertas ocasiones sí podremos poner remedio.

Vamos a dar una serie de motivos que están entre los que más hemos oído cuando, como profesionales del sector, preguntamos a las empleadas por las causas reales de su desistimiento en empleos anteriores.

  • Retraso en el cobro de los salarios
  • Poca comida disponible para la empleada
  • Descanso insuficiente en mitad de la jornada o entre jornadas en el caso de las empleadas internas
  • Bebés a su cargo durante sus horas de descanso nocturnas, en el caso de las empleadas internas
  • Solicitud frecuente de realización de horas extras durante los fines de semana
  • Cambio del domicilio familiar a una localización o tipo de vivienda que, a su juicio, empeora las condiciones del empleo
  • Adquisición de una nueva mascota en el hogar
  • Presenciar situaciones frecuentes de discusiones acaloradas en el ámbito familiar

Si acabamos de atravesar por una situación en la que nuestra empleada del hogar ha desistido del puesto de trabajo, quizá esta lista nos pueda servir para realizar un chequeo y encontrar el posible motivo por el que nuestra empleada ha tomado la decisión de dejar el puesto de trabajo y así – si es posible – poder evitar que se repita en el futuro. Y si no hemos atravesado por esa situación, quizá pueda servirnos para prevenir que se produzca y así disfrutar de una duradera relación laboral con nuestra empleada del hogar.

91 622 21 42