91 622 21 42 info@mimucama.es

La práctica del deporte es un hábito que debemos inculcar a los niños desde su más tierna infancia ya que ofrece innumerables beneficios físicos y psíquicos y además contribuye muy positivamente al proceso de maduración del niño.

Entre los numerosos beneficios que aporta podemos encontrar los siguientes:

  1. La práctica del deporte ayuda a socializar a los más pequeños, permitiéndoles entrar en contacto con otros niños en los que pueden acabar encontrando grandes amigos. En particular este aspecto puede contribuir de manera muy positiva a los niños que tengan más dificultades para socializar por su carácter más tímido. El equipo creará grandes vínculos y complicidad entre los niños.
 
  1. Además, la práctica del deporte enseña a los niños a seguir unas reglas y adquirir una disciplina, lo que contribuirá a su adaptación a la vida en sociedad. También será clave para ayudarles a reconocer y aceptar que no siempre se gana, que siempre habrá ocasiones en que otros que les superen sin que ello se convierta en una frustración.
 
  1. De la misma forma, y en particular con los deportes de equipo, la práctica deportiva enseñará a los niños a colaborar con los demás, en contraposición al individualismo. Saber trabajar en equipo es sin duda una de las aptitudes más demandadas en el mundo laboral actual.
 
  1. La práctica de un deporte fomenta la asunción de ciertas responsabilidades por parte del niño desde temprana edad, así como a adquirir unos hábitos de vida que serán muy saludables.


  1. La actividad física contribuye al crecimiento de los huesos y de los músculos de los niños e incluso puede llegar a corregir determinados defectos físicos si se practica desde edades tempranas.
 
  1. El deporte canaliza de forma idónea el exceso de energía de la edad infantil, permitiendo dar una salida a esas energías que contribuirán entre otras cosas a que el niño llegue a casa “desfogado”, mejore su comportamiento en la familia e incluso duerma mejor.
 
  1. La actividad física es sin ninguna duda nuestro mejor aliado a la hora de combatir un problema acuciante en la sociedad española, que es la obesidad infantil, uno de los problemas de salud pública más graves de la sociedad occidental del siglo XXI.
 
  1. El deporte mejora la función cardiovascular y ayuda a prevenir, a la larga, enfermedades relacionadas con ella.
 
  1. La actividad física frecuente fomenta el placer por el movimiento frente al sedentarismo, otro de los grandes males de la sociedad actual, previniendo en la vida adulta del niño un gran número de enfermedades y afecciones relacionadas con el mismo.

El ejercicio físico, en definitiva, contribuye al desarrollo físico y emocional de los niños y es uno de los dos pilares, junto a una alimentación equilibrada, de la buena salud que se trasladarán después a la vida adulta.

Como dato, según estudios recientes, la práctica del deporte en edad escolar en España es mayor en la etapa de educación primaria que en la de secundaria, quizá por la presión de la carga de deberes de la E.S.O. y también es mayor en los niños que en las niñas, llegando prácticamente a duplicar el número de niños que practican deporte al de niñas en la etapa escolar de Bachillerato.

91 622 21 42